Caperucita Soja y el Lobby Feroz

 

En la ciudad de Rosario, Santa Fe, se promulgó la ordenanza que prohíbe el uso del glifosato dentro del ejido municipal, que comprende áreas rurales y suburbanas.

 

 

Dentro del Concejo Deliberante de la ciudad de Rosario, funciona un Concejo Ambiental Asesor, donde dos compañeros de la Campaña "Paren de FumigarNos”, viene trabajando desde hace mucho tiempo por la temática agrotóxicos. Un miembro de dicho Concejo, Eduardo Rossi, ingresó hace 4 años un texto promoviendo la necesidad de prohibir el glifosato. El cual lo acompañó con una antología bibliográfica científica, donde constan los problemas a la salud que produce este agrotóxico.

El Concejo lo tomó, y, el pasado 16 de noviembre, sancionó, por votación unánime, una Ordenanza que prohíbe el uso del glifosato, dentro del ejido municipal, comprendiendo áreas rurales y suburbanas.  Esto fue recibido con beneplácito por ambientalistas y por toda persona consciente de los efectos de este herbicida.  Esta norma requiere diez días hábiles para quedar auto promulgada, o bien para ser promulgada o vetada por la intendente Mónica Fein.

En ese ínterin, llegaron al Concejo Deliberante, representantes de la Bolsa de Comercio, de la Sociedad Rural, de AAPRESID y de otras entidades sojeras, y lograron que un concejal, acompañado de otros ocho, ingrese, esa misma tarde, un proyecto de ordenanza que modificaría la norma anterior y que entre otras cosas alude a la implementación de “buenas prácticas en el manejo de herbicidas”, lo que resulta imposible ya que con venenos no existen buenas prácticas.

El escrito presenta las siguientes irregularidades: no tiene número de ingreso, ni sello de entrada, tampoco de concejales, no tiene membrete, ni cumple los plazos establecidos, y es regresivo, entre otras cosas.

Totalmente irregular, arbitrario e ilegítimo, generó la convocatoria de las organizaciones ambientales y un reclamo administrativo para impugnarlo.

En la Comisión de Ecología fue frenado, ya que de los siete ediles que la integran, solamente tres apoyaron la modificación, por lo tanto quedó nulo.

El 12 de diciembre, último día del plazo legal, la intendente Fein dio un mensaje en el que declara que: “No vetará la ordenanza y que debe volver a ser discutida en el propio ámbito de su creación” (...); “y que no la aplicará”, desoyendo así al Concejo.

También emitió un proyecto “superador”, más “abarcativo”, de reconversión agroecológica, que en su artículo 7° dice: “derogase toda norma que se oponga a la presente”.

La Comisión de Ecología, no pudo emitir dictamen por carecer de información sobre las normas que quedarían derogadas y sugirió a los concejales que soliciten a la intendente que explicite cuáles son.

 

 

Esta resulta ser una lucha no sólo en defensa de la salud y el ambiente, sino también, de la democracia. El Ejecutivo no atendió a las organizaciones socio-ambientales. Quedó claro a quién recibe y a quién escucha.

La trayectoria de la flamante y autopromulgada ordenanza N° 9789/17 de prohibición del glifosato, mostró un avance en la comprensión de la dimensión del problema que este veneno es, tanto de la sociedad como de los políticos y el periodismo.  

La reglamentación... Capítulo pendiente para el año próximo.

El mundo, atento.

 

Prof. Gladis Collasius

 Coordinadora Ciudad Santa Fe

+54 911 64362672

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

Campaña Nacional: “No Transgénicos - No Agrotóxicos” 
Vocera: Adriana Arach
+54 911 3264 9644
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

 

 

Otro revés para minera La Alumbrera

Presentamos una síntesis informativa de la causa de minera La Alumbrera, realizada por la Dra. Nora Giménez, Asesora legal de Conciencia Solidaria ONG.

 

 

La causa contra minera La Alumbrera Limited, comenzó en el año 1999, con una denuncia del Dr. Juan Antonio González, investigador del Instituto Miguel Lillo y  Director de Medio Ambiente, de la provincia de Tucumán. La denuncia policial, tenía como objeto, la presunta contaminación detectada en la localidad de Ranchillos, provincia de Tucumán, a raíz del vertido de efluentes provenientes de la Planta de Secado de la Alumbrera, empresa con domicilio real en Catamarca.

Del primer informe requerido por el Juez a la Secretaría de Medio Ambiente, ya surgía que, a esa fecha 28 de mayo del 2000, la Planta de Secado de la empresa Alumbrera generaba un efluente que se sospechaba”, no cumplía con las normativas vigentes y que iba directamente al Canal DP2, atravesando la zona de La Tala, Agua Dulce y Aráoz, desembocando directamente en el Dique Termas de Río Hondo, indicando los datos obtenidos que éste receptor se encontraba seriamente contaminado por efluentes que se generan en territorio tucumano. Luego, prosiguió la investigación a través del Fiscal, quien solicitó la intervención de Gendarmería, para que a través de su Gabinete Científico, se tomen las muestras correspondientes y realicen  los análisis preliminares para la existencia o no del ilícito denunciado.

Recibidas las pericias, realizadas por el Gabinete Científico de Gendarmería, y la Universidad Nacional de Tucumán –Facultad de Bioquímica y Farmacia, Instituto de Química Analítica, solicitada por la Minera Alumbrera, comenzaron los obstáculos procesales, recusaciones de peritos, impugnaciones, pedidos de nulidad, de parte de la  denunciada, que continuaron hasta la fecha de la última sentencia dictada por la Cámara de Casación.

 

Así, recién el 16 de febrero del 2005, presta declaración indagatoria Julián Rooney, solicitada por el Fiscal Federal, a los fines de su procesamiento.

En fecha 17 de mayo de 2005, el  Juez  dicta la falta de mérito para procesar o para sobreseer a Rooney, por entender que existía una razonable duda en cuanto a si los residuos determinados por los exámenes de Gendarmería Nacional, considerados en forma individual, sean susceptibles de afectar el bien tutelado por la ley 24.051; siendo apelado lo resuelto por el Ministerio Público Fiscal.

La Cámara Federal de Apelaciones, por Mayoría, (28/05/2008), revoca la decisión de falta de mérito y dispone el procesamiento sin prisión preventiva de Julián Patricio Rooney, en su calidad de Gerente Comercial y Legal y de Asuntos Corporativos y Vicepresidente de la empresa Miera La Alumbrera Ltda., como presunto autor penamente responsable del delito de contaminación peligrosa para la salud previsto y penado por el art. 55 de la ley 24051, en función del art. 57.

 

 

 

También la mencionada Cámara de Apelaciones, hace saber al Juez de la causa, que deberá activar las investigaciones relacionadas con diversas denuncias relacionadas con posibles procesos de contaminación por parte de Minera La Alumbrera, en diferentes puntos del territorio de la provincia de Tucumán, los que no han sido debidamente investigados.

 

Conciencia Solidaria solicita se lo tenga, como querellante, el  15 de noviembre del 2011, dándosele intervención en tal carácter el 15 de marzo del 2012, y desde esa fecha, solicita al Juez se determine el estado procesal de Rooney, pedido que se reitera el 12/12/2013; 02/07/2014.

Luego, Rooney solicita su sobreseimiento por extinción de la acción penal, pedido que es rechazado por resolución del mes de octubre del 2015.

Por  resolución de fecha 28 de julio del 2016, previo nuevos requerimientos de que se lo cite para prestar declaración indagatoria, se resuelve, sobreseer a Rooney; procesar a Metz y se dejó sin efecto la indagatoria de Harvey Lou Holmes.

Contra dicha resolución, deducen recurso de apelación el Ministerio Público Fiscal, la defensa de Mentz  y las querellantes “Asociación Civil Pro Eco” y Ana Loto; la querellante “Conciencia Solidaria ONG” adhiere a las apelaciones formuladas por los querellantes Ana Loto y “Asociación Civil Pro Eco”.

Cámara dijo que: “siendo que en autos se investiga un hecho puntual en relación a los imputados, y tratándose de un delito de peligro abstracto, lo informado sobre las consecuencias nocivas -aunque sea a largo plazo- de niveles elevados de cobre en el curso de agua…se advierte que se encontraría acreditada la contaminación ambiental perpetrada por parte de la firma Minera Alumbrera Limitada...”. El vínculo formal legal existente entre Rooney y la razón social “Mineral Alumbrera Ltda.” se desprende de la documentación que obra agregada, lo cual nos lleva a considerar que Rooney se encuentra entre los sujetos responsables que enumera el citado artículo, con mayor razón si se advierte que tenía a su cargo el área financiera legal y administrativa, y que el propio Rooney reconoce, al publicar su ‘Curriculum Vitae’, que fue miembro del Comité Ejecutivo de Minera Alumbrera, desde el mes de marzo de 1996 hasta el mes de diciembre de 2013. En otro orden de ideas, cabe ponderar que Rooney, por su ubicación y cargo, y por su experiencia en la actividad minera, tendría una calificada especialización, ya que desde el origen de la actividad de la mina tenía -al decir de Bacigalupo- un deber de actuar que era un presupuesto ineludible de la responsabilidad de autor. Él se encontraba vinculado de una manera tal con el bien jurídico, que era garante de la no producción de situaciones de peligro. Era el sujeto obligado a un deber de acción por la posición gerencial que ocupaba y era el garante para la defensa o protección de un bien jurídico, esto es, el de evitar que la empresa minera introduzca un peligro en la vida social, o bien, está puesto para que “de este peligro se deriven en general daños” como los que determinan las distintas pericias. En su posición, tenía como función el evitar y prevenir daños, era el que estaba en condición de evitar el resultado, y a su vez era garante hasta el límite de esa responsabilidad, primero por los conocimientos especiales de la actividad minera o de sus especiales habilidades para extender las posibilidades abiertas naturalmente, en su acción tenía los medios para realizarlo y, además, de tenerlos disponibles.

Lo mismo cabe a quien asumió a posteriori la responsabilidad de evitar daños ambientales, como es el caso del Ing. Mentz. Pero he aquí, y a través de los años que lleva este proceso, que la firma se sujetó a una normativa de la provincia de Tucumán, arguyendo que esa normativa local les daba la posibilidad de los excesos en los residuos de cobre en las aguas que circulaban por el canal DP2. No podían desconocer que existía una normativa nacional con valores por debajo de los que autorizaba la autoridad local, más aún por esa capacidad técnica de la que ambos disponían, por la que tenían conocimiento de la situación de dicho canal, cuyo cauce tenía y tiene el carácter de interjurisdiccional, ya que su final de circulación es el embalse del dique frontal de las Termas de Río Hondo, provincia de Santiago del Estero.

Por ello, en atención a lo expuesto, corresponde revocar el punto VI de la resolución apelada, que dispuso el sobreseimiento de Rooney, y remitir las presentes actuaciones al Juzgado de origen, a fin de que dicte un nuevo pronunciamiento de conformidad con la doctrina aquí asentada.

 

Medidas

 

Deberá el Sr.Juez ahondar en la investigación, solicitando opiniones técnicas autorizadas sobre las cuestiones que estime pertinentes y, en especial, librar oficio a las siguientes entidades:

 

1) Dirección de Minería de la provincia de Tucumán, a fin de que, por intermedio de quien corresponda, indique si se efectuó el informe de impacto ambiental durante el período 2012/2016., y si el mismo fue presentado y aprobado por dicha repartición; de igual manera, se deberá precisar, en relación a los términos de la denuncia, sobre la vida acuática existente en el DP2.

2) Comité de Cuenca Salí-Dulce (a través del representante de la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia de Tucumán) a los efectos de que informe si se investigó acerca de la cadena trófica bio-acumulativa de metales pesados, en los peces del embalse de Las Termas de Río Hondo; así también, dicho representante deberá informar si se realizaron estudios de metales pesados en las aguas de dicho embalse.

3) Instituto Miguel Lillo, para que -a criterio de tan distinguido instituto- informe qué metales pesados bio-acumulativos se deberían estudiar en los peces del embalse de Las Termas de Río Hondo, y, acompañándole el dictamen pericial realizado por la Dra.Inés O¨Farrell, qué opinión le merece el mismo.

4) Por último, refiriéndonos a la presentación formulada por el Dr. Alejandro Carrió, en cuanto solicita se realice una inspección ocular judicial en la Planta de Filtros (art.216 del C.P.P.N.) y en la salida al DP2, con la intervención de la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia de Tucumán, entendemos que dicho pedido resulta improcedente en esta instancia, correspondiendo sea solicitada por ante el juzgado

instructor, en caso de resultar necesaria la realización de dicha medida.

 

RESOLUCION:

-REVOCAR el punto de la resolución apelada, que dispuso el sobreseimiento de Julián Patricio Rooney.

-REVOCAR el punto de la resolución apelada, y disponer que se cite a prestar declaración indagatoria a Michael Harvy Lou Holmes

 -INSTRUIR al Sr. Juez proceda a requerir informes a la Dirección de Minería de la provincia de Tucumán, al Comité de Cuenca Salí-Dulce y al Instituto Miguel Lillo, en el sentido que se indica.

-NO HACER LUGAR a la medida para mejor proveer solicitada Dr. Alejandro Carrió, abogado de la defensa.

 

Dra. Nora Beatriz Giménez

Asesora Legal

Coordinación Regional Chaco y Formosa

+5493624697801

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 


Campaña Nacional: "Basta YA"

Campaña Nacional: "Los Glaciares ¡NO se Tocan!"

Coordinadora: Cristina Martín

+54 911 3264 1298

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Volver a Basta Ya

 

 

 

 

25 de noviembre: Día Internacional contra la Violencia de Género

 

Entrevista en el programa radial “Las Alas de la Conciencia”, a Graciela Olmos, Alejandra Brasati y Paula Rodríguez, de la ‘Mesa Intersectorial contra la Violencia de Género y protección de Derechos de niños y adolescentes’, de Capilla del Monte, Córdoba.

 

Hay gente que habla de violencia de género, pero no sabe qué es, ¿qué es la violencia de género?

 

Decimos que hay violencia de género cuando hay conductas, acciones u omisiones en contra de las mujeres, de las niñas y de las adolescentes. Todo lo que produzca un daño y repercuta en la libertad de su vida, es violencia de género. Por lo general, esta violencia es producida desde una situación de poder desigual, y se intenta justamente someter, hablamos que el 80%, ya creo que el porcentaje subió rápidamente, casi el 90% de las víctimas, son mujeres, por eso mismo nos estamos ocupando del tema, el Estado también se debe ocupar del tema. Se trata de una imposición en este vínculo, por el poder, de modificar, de imponer otras conductas que no son las que nosotras deseamos.

 

¿Qué lleva a una mujer a justificar el maltrato por parte de su pareja?

 

Hay muchos factores que llevan a justificar la violencia, como decía recién es impuesta, donde hay una relación de poder desigual, donde una mujer no tiene la libertad de elegir, donde se trata de domesticar nuestra manera de vivir, las decisiones, y demás, esto es impuesto no desde la libertad de elegir, sino de alguna posición que no nos queda otra alternativa, entonces muchas veces es por el temor a las represalias. No es que la mujer se acostumbra, sino que se siente obligada por un montón de condicionamientos, a tener esta relación y no encuentra la salida. Yo creo que ninguna mujer se acostumbra, las mujeres,  padecemos las violencias, que en general, cuando hablamos de violencia todos pensamos en lo peor, en la piña, en los golpes, en todo este maltrato que lleva hasta lo extremo que son los femicidios. Pero hay que recordar, que una violencia impuesta así para obligarnos, para domesticarnos, viene siempre con conductas que van hacia lo psicológico, que eso también es otra de las violencias, no solamente la física, que puede ser lo que decía recién la tirada de pelo, el empujón, el encierro, esto viene desde una violencia impuesta desde lo psicológico, o sea lo emocional, es otras de las violencias, tenemos catalogadas los tipos de violencias.

 

Contanos sobre los tipos de violencias

 

Esta la física, que decíamos cuándo va contra nuestro cuerpo; la psicológica, que es la emocional, va sobre nuestro espíritu, son todas las desvalorizaciones, los maltratos verbales, y lo que tratan es de acostumbrarnos a esta desvalorización y ese maltrato, a veces es diario, y de mucho tiempo; después está la violencia sexual, cuando se nos exige a tener relaciones que no queremos, y hoy está también la violación dentro del matrimonio; además está la violencia laboral, que es la que se ejerce en los lugares de trabajo. Todas las violencias tienen que ver con las relaciones interpersonales, donde nosotras desempeñamos nuestra vida. Las relaciones que pueden ser vínculos intrafamiliares, pero también en todos los espacios, hoy abarca todos los espacios de nuestra vida, entonces la laboral es uno de los espacios, donde lamentablemente se ejerce mucha violencia, como por ejemplo: ofrecernos cargos con diferentes salarios por igual trabajo, que también la Constitución dice que deberíamos tener el mismo;  trabajos con menos jerarquización, todo lo que tenga que ser con prolongación de tareas de cuidado, de limpieza, y demás, es lo destinado a las mujeres; y también existen los acosos laborales, la violencia económica, porque muchas veces se ejerce en los vínculos, este poder, manejándonos la billetera, que es patrimonial porque muchas veces los varones se adueñan de nuestras herencias, propiedades, pasan a manejar nuestros autos, por dar un ejemplo, esa es otra de las violencias, que es patrimonial. Tenemos una ley que nos ampara a nivel nacional, que es la 26.485, esta ley vino a ampliar la anterior, porque antes teníamos la ley de violencia familiar solamente, uno podía denunciar solamente a su marido si había pasado por el registro civil, sino no tenías derecho, hoy se puede recibir violencia de los hombres de la familia, padre, hermano, tío, etc. La Ley vino abarcar todo este tipo de violencias que exceden lo que es familiar, y también lo saca de lo privado, o sea todos los lugares públicos donde nos desempeñamos por ej: todas las instituciones, la modalidad de las violencias institucionales, son frecuente el maltrato a las mujeres, en los hospitales, hay una ley específica, a partir de ésta ley, que es la que nos ampara de la violencia obstétrica, que es donde se nos humilla sin tener en cuenta nuestra decisión, nuestro cuerpo. 

 

Quería agregar de donde viene todo esto, porque si no queda como que de golpe, los varones nacieron machistas, esto es cultural, hay un sistema, donde también interviene el capitalismo, donde hay intereses de que el patriarcado siga de pie, esto cuando empieza con la situación en la que se necesitaba a la mujer teniendo hijos, y al hombre siendo el proveedor. También es necesario recuperar a ese hombre, porque es el debate que siempre hay cuando nosotras hablamos de feminismo, el feminismo son los movimientos sociales que se dieron, surgieron porque las mujeres no tenían derecho, entonces eran todas las mujeres que pedían la igualdad. Es complejo porque es cultural, y hay un gran miedo a todo esto, porque también hay mujeres que tienen una cultura machista, hay toda una resistencia, y desde ese lugar también este hombre que por miedo no abandona sus privilegios, porque en realidad son privilegios, y que también sufre el machismo, hay un modelo, un estereotipo, si no sos rubio, de ojos celestes, propietarios, ese hombre exitoso, todo este mandato, nosotras pedimos que los hombres se paren y abandonen sus privilegios, estos privilegios que le da esta sociedad patriarcal, siempre oprimiendo a las mujeres, las mujeres sufren todas estas cuestiones porque son mujeres-objeto. La violencia también de los comunicadores sociales, ahora hay un caso muy reciente de una situación de violencia supuestamente hacia un hombre de una mujer, cómo se presenta cuando es una mujer y cómo cuando es un hombre, hay grandes miedos y a la vez grandes intereses económicos, una mujer-objeto, es una mujer que consume constantemente millones y millones de dólares en el estereotipo patriarcal, y también entender que el hombre no nació así, que hubo antes en la historia movimientos para cambiar los roles, y la mujer cultivaba y era apreciada, y había un hombre solidario que se ocupaba del clan, y la mujer a la par, y todo eso se fue desapareciendo por intereses. Había un hombre sensible, solidario, pero por esto de no querer perder poder que un día surgió la violencia hacia la mujer, esto viene de muchos años, cada país ejerce la violencia también con una base cultural y económica.

 

Quería agregar que nosotros desde nuestro rol de profesor de historia, tenemos hecho un trabajo que se llama ‘Historia de la violencia de la dominación por género’, que es una exposición que suele durar dos horas como la que hicimos el jueves pasado, en víspera al 25, aprovechamos desde Conciencia Solidaria, para hacer el ciclo que hacemos todos los jueves el Ciclo Defender la Vida, tomamos esta investigación para poder hablar sobre la violencia, y sobre la dominación por género. La violencia es un hecho fundante para la historia humana, violencia entre pares, entre hombres también, para sojuzgar y dominar a las mujeres, por eso estaba muy de acuerdo Alejandra con lo que estabas exponiendo porque vemos que desde siempre, el hombre, el varón, dominó a su par varón y también a la mujer, en un principio con la división de roles, de las tareas,  y con lo que tiene que ver con la acumulación del capital, con la herencia, y con mantener todo en una sola clase, en poder, desde ahí viene la dominación, y cada mujer dependiendo en qué clase social estuviera o estamentos, si es que no eran clases en ese momento, las funciones que tenían que tener, la mujer noble para reproducir la nobleza, la mujer campesina para reproducir campesinos, y los esclavos lo mismo, entonces, sí, efectivamente, la violencia de género no tiene una historia corta, sino que es tan antigua como la historia de nuestra humanidad. Entonces, aprovechemos la coyuntura actual en la que vivimos para trabajar todos juntos, junto al hombre anti-patriarcal también, para poder intentar en la medida de lo posible revertir la situación y aspirar a una igualdad, lo más equitativa posible, así que les agradezco mucho por haberse acercado, muchísimas gracias, y trabajemos juntos para poder erradicar o combatir lo más que se pueda la violencia machista.

 

Me gustaría agregar que desde la Mesa Intersectorial, trabajamos con tareas de prevención en nuestra comunidad, poder contar un poco el proceso que hace ya 3 años venimos llevando adelante. Este año, nosotras nos presentamos en las escuelas primarias, en el marco del ‘Día Internacional de la Paz’, donde aquí se hizo un encuentro por los derechos de la Ley de Parto Humanizado, recorrimos las escuelas primarias y llevamos una actividad, donde las docentes y los docentes podían trabajar con los niños de 4° a 6° grado, sobre la prevención de la violencia, la consigna era: "los chicos y las chicas les decimos No a la violencia", se tenían que expresar gráficamente con dibujos, o como sugiriera la docente, nosotras llevamos algunas pautas. La verdad que nos alarmamos bastante con lo que los chicos pudieron expresar, dibujos donde pudieron plasmar en el papel, lo que les está pasando.

 

Claro, hoy por hoy, hay mucha violencia en las casas

 

Está muy naturalizado, pero también está muy internalizado, los chicos esa violencia que la viven cotidianamente, la pudieron expresar, dibujando sin peros, por ejemplo: un chico de 5° grado, dibujó una mujer, arrodillada, atada, siendo apuntada con un arma. Por eso, nos parece fundamental que en las escuelas se trabaje con la Ley de Educación sexual Integral, esa es nuestra propuesta hacer un acompañamiento con material, con capacitaciones, que nosotras estuvimos haciendo, en el tema de prevención del abuso sexual infantil, nos parece fundamental que la ley se conozca, y poder hacer ese acompañamiento, también en la secundaria, cuesta mucho a veces llegar a las escuelas, sabemos que la escuela está atravesada por montones de actividades, un calendario que corre a los docentes, pero que no tiene que dejar de trabajar la tarea preventiva, porque ese es el granito de arena donde el niño, la niña, puede aprender una forma diferente de relacionarse, porque si seguimos relacionándonos desde ‘la nena que en el recreo juega a la rayuela, el varón que está aparte jugando a la pelota’, los chicos que no se pueden juntar, o sea todavía no hay esa integración de roles. Es importante trabajar profundamente estas temáticas de prevención de la violencia. Estamos, también, todos los martes, en el Espacio de Casa Taykhuma, que es la casa de la mujer, que este año se está sosteniendo en forma comunitaria, por más de 30 mujeres, estamos todos los martes de 17 a 19 h, es en Velez Sarfield 462, es un espacio libre y gratuito. Aquí se puede recibir asesoramiento, pero también los invitamos a los que quieran sumarse para debatir, para conversar, ahora tenemos un proyecto de hacer una juegoteca de prevención de la violencia, para que a través de un juego ir integrándonos e ir aprendiendo, porque todo el tiempo estamos deconstruyendo conceptos y modalidades, que tenemos de la forma de relacionarnos. Nuestro facebook es: Mesa Intersectorial contra la violencia de género Capilla del Monte, allí compartimos mucha información y noticias.

 

¿Quieren agregar algo más?

 

Sí, que estamos en este compromiso, y sobre todo en esta campaña hacia las escuelas, hacia la familia, hacia las mujeres, que no podemos ser reproductoras de dar vida, y que sea después esas vidas las que nos opriman, o sea tenemos que criar en igualdad, teniendo en cuenta que las diferencias sexuales existen, pero son biológicas, y lo que es cultural, es lo que podemos modificar. También se ve en este trabajo que han hecho ustedes sobre la violencia, que en los distintos períodos históricos no han sido modificados, y se puede cambiar, de la violencia se puede salir, hay maneras, hay que pedir ayuda, que nosotras no debemos sentir vergüenza, de cualquier tipo de violencia que seamos víctimas, sino que somos víctimas, sí, pero no una víctima debilitada, sino una víctima que se quiere liberar, que quiere exigirle al Estado, todas las políticas públicas necesarias para la prevención y para la asistencia. Como en la casa de Taykhuma, nosotras los martes contamos con un asesoramiento gratuito de una abogada, y de una psicóloga, que es lo que venimos estos cuatro años reclamándole al municipio, pero lamentablemente se han restringido estos derechos de los equipos, que nosotros proponíamos interdisciplinarios de prevención y atención, se han reducido a 3 personas para toda esta problemática de Capilla del Monte, se han derogado ordenanzas que eran de prevención, acá hay un retroceso realmente en derechos humanos y derechos de las humanas, y de niños y niñas, pero apostamos a una vida libre de violencia, y a crear nuevos vínculos no violentos, por eso tan importante el trabajo en la sociedad, en las escuelas.

 

Bueno, les agradecemos muchísimo por la presencia y su trabajo.


 

Las Alas de la Conciencia


Megaminería metalífera y de radiactivos; Fracking; Energía nuclear y energías alternativas, renovables; la contaminación que provocan las industrias de nuestro sistema consumista. Una visión actual y objetiva de la realidad.

Una Radio Muchas Voces: FM 98.1Mhz, desde Capilla del Monte. 
Online: www.unaradio.org.ar 
Lunes, 17hs. a 18hs.

 

Ivoox



Volver a Prensa



Campaña Nacional: "Igualdad"

Coordinadora: Lic. Mariela Silvestein

+54 911 3265 5010

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 


 

Volver a Igualdad

Volver a Campañas 

Rosa Tolaba, la agricultura originaria recreada en la agroecología

Desde Villa Retiro, reconvirtió su producción para volver a las fuentes de su infancia. 

 

 

Por Leonardo Rossi para Conciencia Solidaria ONG

 

Sentada frente a la pequeña mesa, bajo la galería, aguarda Rosa Tolaba (63). Allí estruja una mano con la otra, visiblemente grafiadas por años de trabajo agrario. Sus ojos pequeños, apenas abiertos, acunan una honda mirada bajo la corta y blanquecina cabellera. A su lado se sienta su hija Nilda (23), sonrisa permanente, enérgica. La chacra se sitúa a medio andar entre la ciudad de Córdoba y Colonia Tirolesa; Villa Retiro, cordón periurbano norte y potencial área del cinturón hortícola cordobés. Estas mujeres, junto a Mirta (34), la otra hija de Rosa, dan el ejemplo en las dos hectáreas que arriendan, tierra de la que brota una variada canasta de alimentos sanos, hechos de forma “no convencional”, dicen. Así aclaran que no usan “venenos”, “nada de químicos”, “que todo es natural” en el suelo que pisan a diario. En la jerga coloquial agronómica ‘convencional’ significa ‘uso masivo de  fertilizantes de síntesis y agroquímicos’. Esa práctica se convirtió en una convención, es decir, lo normal, lo instituido socialmente, sentido común. Desandar ese camino implica dejar atrás ‘verdades incuestionables’, formas de encarar el trabajo diario, modos de hacer y, sobre todo, de ser. Se trata entonces de  desaprender, recrearse, y como queda explícito en la historia de vida de Rosa, de re-existir. “A mí lo otro me hacía mal, veía que todo alrededor mío estaba mal, y ahora mi conciencia sabe que estoy haciendo verdura sana”, suelta en una frase que se completa con su respirar profundo, su silencio introspectivo, sus manos entreveradas.

 

El saber en su cuerpo, en su memoria   

 

A esta mujer caminante de campos ajenos, como peona rural, como jornalera o arrendataria, no le pueden contar qué peligros implica el uso masivo de plaguicidas; cómo se degrada un suelo producto de los monocultivos o discutir la pérdida de nutrientes de la tierra bajo la lógica agro-industrial. No recuerda cuándo realizó la primera siembra, porque el enterrar semillas fue parte de su niñez. “Siempre con esta actividad. No he estudiado nada, sé sembrar y criar animales”, dice a modo de presentación. Nacida en Santa Fe, en la zona de Monte Vera, emigró tempranamente a Tarija (Bolivia), adonde su familia tenía trabajo por entonces. A los 19 regresó a Argentina, pasó por distintas provincias para finalmente, desde hace un par de décadas, afincarse en Córdoba. En ese derrotero se inició en la agricultura originaria, donde fertilizar implicaba usar bosta de vaca, de un momento a otro pasó a estar inserta en un ‘boom’ del uso de químicos industriales. Los giros territoriales y emocionales la regresaron a sus fuentes, a las raíces agrícolas de la infancia, a producir alimentos dignos de nutrir los cuerpos y de habitar los campos.  

“En un momento, cuando tenía treinta años más o menos, vinieron con esos productos químicos y parecía que venía bien la verdura, grande, rápido. Pero después con el tiempo los suelos estaban cada vez peor, cada vez le echaban más y más cosas, y cada vez había más problemas”, relata con la memoria fina mientras enumera ejemplos de distintas producciones en las que trabajó, sobre todo en la provincia de Santa Fe. “La tierra parecía que se quemaba”, dice, concluyente en base a su experticia como obrera rural. El razonamiento de esta mujer lleva por detrás una problemática estructural: el agronegocios explota los suelos sin importar su capacidad de regeneración ni la posibilidad de permitir a las generaciones futuras su utilización para abastecerse de alimentos. Un estudio reciente del ETC Group apunta que la cadena agroindustrial utiliza más del 75 por ciento de la tierra agrícola del mundo y en el proceso destruye anualmente 75 mil millones de toneladas de capa arable[1]. Es decir, tierras que --como dice Rosa-- se queman y muchas veces son irrecuperables en una escala de tiempo humana.

Si bien esta mujer grafica los diversos daños a los sistemas productivos, que entiende, ese modelo ‘convencional’ genera, sus recuerdos más vívidos tienen que ver con personas afectadas en la salud. “Eso hacía mal, en los lugares que trabajábamos había cada vez más personas enfermas, y cómo uno va a pensar que eso iba a curar a las verduras. ‘Cáncer’, ‘cáncer’, ‘cáncer’ se escuchaba todo el tiempo. Yo con todo eso, esa forma de vida, me sentía mal.” Otra vez, las vivencias de Rosa son las de tantas y tantos en el campo profundo que algunos todavía niegan, pero que vasta bibliografía científica valida.

 

 

Agroecología, sin dudas

 

Ya afincada en Villa Retiro, hastiada de un sistema que exponía su salud y la de sus hijas y nietas, Rosa encontró la posibilidad de acercarse a esa agricultura de la infancia, “cuando la verdura era tan rica”. Le llegó una propuesta de técnicos que hablaba de abonar de forma natural, de combinar cultivos, de dejar descansar parte de la chacra, en otras palabras, de transitar a la agroecología. “Ni lo pensé dos veces, enseguida dije que ‘sí’”, rememora, sobre ese nuevo camino iniciado hace poco más de cuatro años. El seguir con el otro modelo no daba para más. “La cebolla se moría, el tomatito se moría, la lechuga se moría.” Y además, esencialmente, “las chicas ya no querían seguir con los químicos, y a mí hacía mucho que todo eso me alteraba, entonces pasarnos a otra forma no nos costó nada.” Su hija Nilda asienta y agrega que “al principio fue volver a prestar más atención a las plantas, a ir aprendiendo qué hacer si hay un bicho en cada caso, porque ya no es que hay una sola receta, se echa veneno y listo”.

El entusiasmo en estas mujeres es notable. Se lo observa en su andar por entre los sembradíos y en las ganas de compartir todo ese cúmulo de saberes que brotan al expandirse la práctica de la agroecología. “Acá hay que carpir, hay que sacar los yuyos a mano, hay que trabajar”, dice Rosa, con voz socarrona, mientras se agacha a cosechar algunas zanahorias, observar el tamaño y definir si sacará una tanda para el fin de semana o esperará algunos días más. Según explican estas sabedoras de la tierra, el quehacer agroecológico  “tiene sus tiempos”. Dice Rosa: “Acá no es como en lo otro, sembrar, echar veneno, hacer un montón de verdura, al mes cortar y vender”. La cuestión es bien diferente. Muchas veces, cuentan, los ciclos son más largos, y en el medio, claro, hay mucho más trabajo. “La verdura viene a su tiempo, pero viene con otro sabor y uno ya no tiene miedo de comerla”, apunta la mujer. Así ocurre con la lechuga, la zanahoria, la cebolla, la papa o la arveja, que entre otras tantas verduras, cubren la chacra. El mismo alimento que consumen es con el que abastecen a sus clientes.

La tranquilidad de no estar rociando con plaguicidas químicos, de saber que los preparados para cuidar las plantas los elaboran ellas o algún productor amigo cala hondo en la armonía del hogar, un dato muchas veces no contemplado en los análisis de impacto de los agroquímicos. Entre otros insumos, utilizan  abono a base de humus de lombriz, y además se juntan todos los desperdicios de la cocina y del campo para elaborar compost. También preparan repelentes con ají, ajo, alcohol y bio-preparados con ortiga y ‘bolitas’ de paraíso. “Es un poco como cuando era chica, así se hacía todo”, dice Rosa. “Nosotras casi no compramos nada”, agrega Nilda, en reafirmación de uno de los preceptos agroecológicos, la minimización de uso de insumos externos.

Los años en la agroecología situaron a estas mujeres en toda una urdimbre de nuevos mundos: ferias francas, espacios de encuentros e intercambios de saberes, conectar directamente con el consumidor, convidar y recibir semillas de otras y otros productores agroecológicos. En definitiva una transmutación integral, profunda, holística.

 Las producciones de Rosa y su familia son parte de la Feria Agroecológica de Ciudad Universitaria, que abre cada sábado por la mañana en la capital provincial. También supieron vincularse con la feria de Unquillo, en Sierras Chicas, y aportan una porción de su cosecha a los bolsones que el colectivo de Agricultores Urbanos, otra referencia del sector en territorio cordobés, mercadean cada semana. “Realmente que se puede producir de esta manera, vender y vivir bien”, aporta la madre del hogar. A ese dato clave a la hora de discutir modelos productivos, Nilda da una vuelta más: “Y a todo eso, por empezar tenemos que decir que tenemos nuestro propio alimento sano, la verdad que no podemos andar quejándonos”. “Siempre que tengamos un pedazo de tierra, hambre no vamos a pasar”. Toda una definición de cómo comprender o más bien de sentir la agricultura.

Estas mujeres entienden que en su caso el recorrido personal derivó en esta elección de vida, pero no dudan de que “en general, todo está hecho para los grandes productores”. A decir  de Nilda, “para los más pequeños siempre es más difícil encontrar estos caminos, acceder a un crédito, a las máquinas, al flete, a las semillas”. En el caso de esta familia articulan con espacios del INTA y de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación, pero son conscientes que la agroindustria y el supermercadismo son hoy enemigos difíciles de enfrentar. “Si hubiese más apoyo, acompañamiento, más facilidades para lanzarse a la agroecología, no tenemos dudas que habría más jóvenes en el campo, apostando a este tipo de producción”. Ejemplos de lo que perciben Nilda y Rosa pueden observarse en los fondos que el propio Estado destina a un sector y otro. Por ejemplo, en 2013 se orientaron en Argentina al agronegocios (en investigación agrícola, créditos, infraestructura) 540.000.000 de dólares, y sólo 40.000.000 a la agricultura familiar[2]. En esa tónica un dato sobre Córdoba es más que elocuente. Según un relevamiento preliminar existen en la provincia más de 30.000 hectáreas que hacen de ‘zona de resguardo ambiental’, es decir áreas en las que las fumigaciones están restringidas, y que son terreno potencial de municipios y comunas para la agricultura agroecológica. La realidad es que “es poco habitual que dichos municipios establezcan programas de desarrollo, acompañamiento o mucho menos promoción de una producción alternativa, se la llame sustentable, agroecológica u orgánica”[3]. Es decir, existen áreas donde directamente sólo puede practicarse este tipo de agricultura, lo que no existen son políticas interesadas en producir alimentos sanos, generar arraigo rural, abaratar el costo de los alimentos y reducir el impacto ambiental del actual modelo productivo.

 

Invitación a sanarse  

 

Luego de relatar la intensa vida de Rosa, los aprendizajes de los últimos años, la charla se adentra en una esfera más reflexiva. Madre e hija intercambian pensares acerca de todo lo que germinó a partir de un cambio en la forma de producir, en un reencuentro con la tierra desde otros sentires. Nilda espera a su madre, deja que termine de hilvanar algunos detalles de su vida, y se larga a poner en palabras emociones que brotan desde sus fibras más sensibles. Se expresa en su rostro, en su tono de voz, en la brillantez de su mirar. “Acá había partes de tierra que estaban muertas, y ahora la tierra vuelve, las plantas vuelven, todo con más fuerza, esa tierra descansó, se sanó. Hoy podés sembrar y viene algo más lindo de lo que venía antes. Eso no sé cómo decir, pero es increíble. Y en otros lados veo los químicos que le echan, y la planta le va pidiendo más y más para cubrir todo lo que ya no tiene. Acá, otra persona, tal vez ve sólo yuyos. No lo entiende.  Nosotras vemos otra cosa….”

El concierto de cantares de aves se entremezcla con el silencio por algunos segundos, Rosa piensa y sus gestos denotan un recorrido interno allá en la lejanía. “Todo esto fue como volver a lo antiguo. Y cuando recuerdo que antes se comía bien, que no se enfermaba tanto la gente, que no tenían todas esas cosas que hay ahora, creo que elegimos bien. Mi conciencia dice que estoy haciendo una verdura sin venenos, y no tengo el temor de vender a la gente, no pienso que le pueda hacer mal”, dice en voz baja. “Ojalá los jóvenes piensen en esto, en hacerse bien a ellos y a sus familias, a sus abuelos y a sus niños, porque la comida está siempre, para todos los días, y tiene que ser sana”. 

 

 

 

[1] ¿Quién nos alimentará? ¿la red campesina alimentaria o la cadena agroindustrial?, ETC Group, 2017.

[2] Sabourin citado en Radiografía del nuevo campo argentino. Del terrateniente al empresario trasnacional. Gras y Hernández, 2016.

[3] Mapeo de zonas de resguardo ambiental de distintas localidades de la provincia de Córdoba, Lerussi M., Marinelli V., Giobellina B. y otros, en jornadas Periurbanos hacia el consenso, Córdoba, septiembre de 2017. 

 

 


 

"Luche y que se escuche, todos somos mapuche"

 

El día jueves 23 del corriente, el grupo Albatros, de Prefectura Naval, reprimió y desalojó a los miembros del Lof Lafuken Winkul Mapu, disparando por la espalda y asesinando a Rafael Nahuel (22) e hiriendo de bala a otros dos mapuche, en Villa Mascardi. 

"Lamentamos la muerte de un integrante originario de la Comunidad Lafken Winckul Mapu y deseamos que la violencia deje de ser el medio para resolver los conflictos territoriales”, declaró Rubén Antonelli, Coordinador de Campaña Nacional "Conciencia Originaria", de la ONG Conciencia Solidaria, a lo que la presidente de dicha organización, la Lic. Luciana Gagliardo, agregó: "Es imprescindible y urgente el cese de la Violencia Institucional que claramente va en aumento. Que se perpetúe la muerte como la mediadora parala no resolución de los conflictos, es un claro indicador de que las cosas no van bien. El respeto a los Derechos Humanos, a la Autodeterminación de los Pueblos, debe ser prioridad de los Estados y de cualquier Gobierno. debe ser el estandarte a erigir, y en respeto al cumplimiento de las Leyes y de Acuerdos Internacionales, debe servir de freno a la voracidad corporativa que se instala a lo largo y ancho de los Territorios y que genera el desarrollo de mecanismos que incluyen a una justicia que no es Justicia, conjuntamente a los medios masivos de comunicación, que no hacen más que desinformar y tergiversar los hechos, colocando fundamentalmente al victimario como la victima, y a la inversa. No podemos dejar de percibir, muy puntualmente, el hastío de toda una población, no sólo de quienes están implicados en primera persona en la trinchera de cada lucha, sino a cada ciudadano que acompaña y pide por la verdad. Violentar también significa corromper y destruir las plataformas oficiales para la resolución digna de los conflictos. La realidad indica que intentan desbarrancarnos hacia un futuro distópico. Vaya nuestra solidaridad para los hermanos originarios y continuemos transitando el camino de la lucha para recuperar pacífica e inteligentemente lo que por siglos nos fue arrebatado. Basta de persecuciones, desapariciones, violentamiento y muertes".

Hoy por la tarde, en diferentes lugares del país, hubo manifestaciones reclamando justicia para Rafael Nahuel.

En Buenos Aires, la referente de la lucha por los Derechos Humanos, Nora Cortiñas, miembro de Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora, estuvo presente, junto a otras organizaciones, organismos y partidos políticos.

Entre las consignas que enarbolaban los manifestantes en Plaza de Mayo, se leyó la que da título a nuestro artículo: "Luche y que se escuche, todos somos Mapuche". 

Conciencia Solidaria ONG, exige: ¡Justicia por Rafael Nahuel!

 

 


 

Campaña Nacional: "Conciencia Originaria"
Coordinador: Rubén Antonelli.
+54 93464 549 897
casilda@concienciasolidaria.org.ar

 


Volver a Conciencia Originaria

Volver a Campañas

JZ Producciones - © 2015 CONCIENCIA SOLIDARIA